Coordinación Europea por la salida del euro, de la Unión Europea y la OTAN

the_battering_ram__spiros_derveniotisLos firmantes, miembros de la coordinación europea, tienen por objetivo organizar un frente internacional a escala europea. Trabajan con el propósito de agrupar a todas las fuerzas progresistas y democráticas que defienden los intereses de las clases trabajadoras y populares, por la salida de la OTAN, de la Unión Europea y el euro, por la soberanía nacional de los pueblos, por la democracia y el pleno empleo.

La Plataforma política

La austeridad impuesta por doquier a los pueblos

En todos los países de la Unión Europea, y particularmente en la zona del euro, se aplican sin tregua violentas políticas antisociales y antidemocráticas por la Unión Europea y los gobiernos que forman parte de la misma, ello implica: la disminución masiva de los gastos públicos sociales, devaluación salarial a través del bloqueo y recorte de los salarios, reducción de las cotizaciones sociales de los empresarios,  subvenciones a las grandes empresas con el supuesto de crear puestos de trabajo, privatizaciones, desmantelamiento de los servicios públicos y la seguridad social, financiarización de la economía y los presupuestos públicos. El resultado es una aceleración exponencial del desempleo masivo y la precariedad, con la única finalidad de perpetuar un sistema que garantiza los beneficios de las oligarquías especuladoras en detrimento de la gran mayoría, poniendo en peligro la supervivencia del planeta.

Las causas 

El origen de esta situación se encuentra en las políticas neoliberales de la Unión Europea, completamente blindadas por el Tratado de Lisboa. Este último se basa en todos los dogmas neoliberales que han demostrado su carácter nocivo para los intereses de las de las clases trabajadoras, populares y medias. En la zona euro, se agravan los desequilibrios entre los países. El euro es un arma de destrucción masiva contra el empleo y contra la soberanía popular. La moneda única sirve exclusivamente para proteger la rentabilidad de los capitales y facilitar el endeudamiento de las economías de los países llamados “periféricos” manteniendo de forma permanente una elevada tasa de desempleo.

La «naturaleza» de la Unión europea

Consideramos que existe una “esencia” de esta “construcción” europea que se asienta sobre los valores y los intereses de las clases dominantes occidentales: europeísmo, atlantismo, capitalismo, autoritarismo. Tal sistema no puede cambiar esencialmente, no se puede mejorar desde dentro. La Unión Europea es, de hecho, un sistema sofisticado que busca construir una civilización mediante el mercado. La Unión Europea es un monstruoso sistema de dominación y alienación de los pueblos del cual es necesario emanciparse. Hay que desmontarlo y construir algo radicalmente nuevo: la cooperación de los pueblos de Europa y de las dos orillas del Mediterráneo.

La disolución de la soberanía de los pueblos 

La Unión Europea es una piedra angular del orden neoliberal mundial, con sus gigantescas compañías transnacionales y sus instituciones supranacionales (OMC, FMI, Banco Mundial, OTAN, UE, OCDE).

Este sistema posee una característica principal: la acción sistemática y sostenida para disolver la soberanía de los pueblos en el ámbito de las naciones. Esta es, en efecto, la mejor manera de permitir el desarrollo sin límites de la dominación del gran capital como demuestran los diversos tratados, como el CETA y el TAFTA. Destruir la soberanía de las naciones es la condición indispensable para las clases dominantes para que sea imposible el rechazo de las “reformas” neoliberales.

La liquidación de las naciones y la democracia

No puede haber soberanía popular sin soberanía económica y nacional. Históricamente las naciones constituyen el marco dentro del cual las clases trabajadoras y populares lucharon por sus derechos políticos y sociales, y en donde el pueblo ejerce su soberanía política. La consecuencia de la desaparición de la nación es la eliminación de la democracia. Es suprimir la capacidad de acción de los pueblos para decidir su futuro.

El apoyo de la Unión Europea al régimen fascista de Kiev y la violenta campaña anti-rusa demuestran el alineamiento del sistema de Bruselas con la OTAN y el imperialismo americano.

La gran mayoría de la “izquierda” política y sindical, como de la derecha, han escogido la globalización neoliberal

Los años de ejercicio del poder por los partidos socialistas, laboristas o socialdemócratas, en alternancia con la derecha, en varios países de la Unión Europea, nos permiten efectuar un balance abrumador ejemplificado por los casos de Grecia, España, Portugal, Francia, Reino Unido … Estos partidos son ahora abiertamente neoliberales, incluso ya no fingen querer defender a las clases populares. Preparan el terreno para gobiernos de gran coalición en Alemania (un gobierno que reúne a izquierda y derecha, una dictadura parlamentaria), como la Unión Europea lo ha intentado poner en marcha en Grecia, España, Portugal o en Italia.

Si la brecha entre las clases dominantes y las clases trabajadoras se agranda de año en año, la que separa la izquierda y la derecha se vuelve cada vez más borrosa.

Contra toda idea chovinista y fascista de la nación

Nada esencial separa la “izquierda” política y sindical de la derecha en muchos países. Estos partidos y organizaciones han creado el contexto político que construye y amplifica la progresión de la extrema derecha portadora de una definición esencialmente etno-cultural de la nación. Todos los partidos que han abandonado el concepto de nación y de soberanía popular han destruido las condiciones de la existencia de la política y la democracia. Hacen el juego a la extrema derecha xenófoba, chauvinista y hostil a los sindicatos y a todas las organizaciones que representan colectivamente los intereses de las clases populares.

Lejos de ser anti-sistema, como pretende, la extrema derecha es un agente indirecto al servicio del sistema y las clases dominantes.

Soberanía nacional y popular y visión internacionalista

Al contrario de la izquierda pasada al campo neoliberal y de la extrema derecha nauseabunda -agente objetivo de las clases dominantes que se han apropiado de un discurso que había pertenecido a la izquierda-, nosotros queremos reconstruir un pensamiento, una práctica y un programa favorable a los intereses de las clases trabajadoras, populares y de las clases medias, en cada país de la Unión Europea, respetuosos de su soberanía y articulando una visión internacionalista fundada sobre el equilibrio de los intercambios y la cooperación.

El corazón de nuestra estrategia es reivindicar y asumir la necesidad de la soberanía popular y nacional para cada país donde los pueblos y ciudadanías tienen los medios jurídicos e institucionales para decidir y poner en práctica lo que estiman que se corresponde con el interés general.

Los elementos clave de este proyecto emancipador son:

– La salida de las instituciones supranacionales que mantienen el orden neoliberal mundial: la OTAN, FMI, Banco Mundial, la OMC, la UE y el euro.

– La eliminación rápida y completa del paro y la precariedad.

– Planes de reindustrialización y nacionalización de los sectores estratégicos de la industria y los servicios.

– El desmantelamiento de los mercados financieros en el ámbito de las naciones.

– La anulación y el repudio de la deuda pública.

– Medidas proteccionistas nacionales en el marco universalista de la Carta de La Habana de 1948.

– Una transformación ecológica del modo de producción.

Llamamos a este proyecto des-globalización.

El Brexit ha abierto una brecha en el sistema euro-liberal

Después del “No” francés y holandés en 2005, el “No” irlandés en 2008, el pueblo griego dijo “No” en julio de 2015 … Pero la voluntad de estos pueblos ha sido violada.

El 23 de de junio de 2016, con la victoria del Brexit, los británicos han dejado claro su elección de salir de la UE. Esta victoria es un golpe al sistema de la UE.

La derrota sufrida por las oligarquías europeístas en el referéndum del 4 de diciembre de 2016 en Italia también es importante. En defensa de su constitución republicana, el 60% de los ciudadanos y ciudadanas italianos, principalmente los jóvenes y los trabajadores, han dicho No a las políticas de austeridad neoliberales, No un régimen presidencial, No todo nuevo abandono de soberanía.

Ciertamente, por ahora, las fuerzas políticas que podrían contribuir a forzar un retroceso de las políticas neoliberales son todavía insuficientes.

No obstante, las condiciones están creadas para que una evolución de la correlación de fuerzas culmine en cambios importantes, situación imposible dentro de la Unión Europea.

Las clases dominadas de cada país de la UE pueden aprovechar esta nueva situación política para fortalecer la lucha para restaurar su soberanía nacional y popular y desmantelar la UE. Condiciones indispensables para salir de la austeridad y recuperar el poder para definir las políticas de justicia social y de cooperación internacional, para y por los pueblos.

Las organizaciones firmantes de esta plataforma se comprometen a tomar iniciativas en sus respectivos países para generar las condiciones de la creación de un frente internacional y llevar a cabo iniciativas comunes y coordinadas.
Firmantes:

Partido de la desglobalización (Pardem) – Francia

Plataforma por la salida del euro – España

Socialismo 21 – España

Programma 101 – Movimento di Liberazione Popolare  – Italia

Personenkomitee Euroexit gegen Sozialabbau – Austria

EPAM – Grecia  (con mención sobre  la OTAN)

 

EPAM (Grecia): “La salida de la OTAN no es parte de los requisitos actuales del EPAM. A pesar de las discusiones sobre la necesidad de desmantelar la OTAN, que ya han tenido lugar dentro del politburó, por el momento, nada ha sido adoptada explícitamente a nivel de los objetivos inmediatos del partido. La salida de la UE y la zona del euro es una prioridad para el rescate griego en lo inmediato, el tema de la OTAN será considerado por el partido en un segundo tiempo “.

Anuncios

3 comentarios sobre “Coordinación Europea por la salida del euro, de la Unión Europea y la OTAN

  1. Estoy de acuerdo lo que se expone en este escrito y apoyo todo lo que se ha propuesto, lo que no veo es donde se tiene que firmar a nivel personal, a no ser que solo firmen las organizaciones que se adhieren.
    Tampoco me importaría aportar lo que pueda de trabajo.

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: