Sapir: La salida del Euro creará millones de puestos de trabajo

images (1)La salida del Euro

Jacques Sapir, economista francés

La cuestión de la “salida del euro” ya es parte del debate público, lo que indudablemente, es una buena noticia. Sin embargo, a irrumpido a través de artículos que forman parte de lo que los británicos llaman el, ” Proyecto del Miedo” – puesto en marcha durante el debate sobre el BREXIT – es decir, una campaña de prensa diseñada para intimidar a los votantes describiendo un escenario apocalíptico.

El “Proyecto del Miedo” se ha reciclado con un estudio realizado por el Instituto Montaigne [1] , un “Think Tank”, presidido por el directivo máximo de AXA, que ha respaldado la candidatura de François Fillon. Este estudio se enmarca en una campaña de desinformación examinada acuciosamente por el libro “Los Escenarios de la salida del Euro”, publicado recientemente.

Para responder a la campaña del miedo en este artículo examinaremos los potenciales beneficios de la salida del Euro.

La salida unilateral y la ruptura de la zona euro

La salida del Euro es equivalente a una disolución de la zona euro. De hecho, y debido a los problemas de la economía italiana y la economía española, es ilusorio pensar que estos países permanezcan en el euro después de la salida de Francia de esta zona monetaria.

Las cuentas del Banco Central Europeo certifican la magnitud de los actuales problemas económicos. En la practica, la circulación de capitales dentro de la zona del euro a favorecido de manera extraordinaria a Alemania, que se ha llevado la parte del león en acumulación de capital.

Balance (Saldos TARGET2)

6020B59F-AE25-429D-B808-38ABC163E088-207-0000005265A01F7F_tmp

El gráfico comprueba que hemos vuelto a los movimientos de capitales de finales de 2011, cuando la zona del euro entraba en crisis. También da una idea de la presente crisis y, además determina que con la salida del euro, de uno los países grandes (España, Italia o Francia), las otras naciones deberán salir de esta zona monetaria apresuradamente.

El efecto más importante de la disolución del euro (como resultado de acciones unilaterales o producto de una decisión colectiva) traerá como consecuencia que todas las economías deberán regresar a un sistema de tipos de cambio flotantes.

Sin embargo antes de sacar conclusiones hemos de examinar qué repercusión económica tiene el sistema de tipos de cambio flotante.

El retorno a tasas de cambio flotantes

Un estudio del FMI [2] muestra los balances en la cuenta corriente mercantil de los países del euro

Tabla 1

País La subestimación (-) o sobreestimación de la tasa de cambio real
Alemania -15%
Francia 6,0%
Italia 5,0%
España 7,5%
Bélgica 6,0%
Países Bajos -6%

En efecto, el estudio expresa que si tomamos (como base) un tipo de cambio del euro frente al dólar (1 euro por valor de1,06 dólares), después del fin del euro las nuevas monedas deberían fijarse en este nivel:

País Tipo de cambio frente al dólar después de la salida
Alemania $ 1.219
Francia $ 0.996
Italia $ 1.007
España $ 0.983
Bélgica $ 0.996
Países Bajos $ 1.124

Los niveles no incluyen el siguiente efecto “rebasamiento” que se produciría.

País Tasa teórica Tasa dada una sobrerreacción Depreciación frente al DM Depreciación frente al dólar

Alemania $ 1.219 $ 1.350 0 + 27.36%
Francia $ 0.996 0,970 -28.15% – 8.50%
Italia $ 1.007 0950 -29.60% -10.38%
España $ 0.983 0,900 -33.33% -15.10%
Bélgica $ 0.996 0,970 -28.15% – 8.50%
Países Bajos $ 1.124 1,150 -14.80% + 8,49%

Se puede concluir, sin equivocarse, que el cambio que se producirá (con respecto al dólar) es relativamente pequeño con la excepción será Alemania. ( esto si utilizamos el marco alemán como moneda base). De hecho, el ajuste en los tipos de cambio se producirán , principalmente, solo dentro de la “antigua zona Euro”.

Las consecuencias del ajuste.

La primera consecuencia de este ajuste será la eliminación del excedente comercial de Alemania, que ahora es del 6,2% de su PIB.

Por otra parte diferentes estudios, incluyendo uno realizado por el FMI [3], han revelado los efectos positivos sobre la economía si se termina la zona euro. Se calcula un crecimiento adicional hasta de un 10 por ciento – para los países de la zona- producto de la depreciación de sus monedas. En el caso de Francia y, sin movilización de otros recursos, la economía crecería en un 4% por año (1,2% + 2,8%).

Un crecimiento de esta magnitud tendría consecuencias muy positivas en el empleo. En le primer año volverán a tener trabajo alrededor de 200000 personas y, esta cifra continuará creciendo en los años siguientes. La pérdida (relativa) del valor inicial de la moneda duraría solo unos 3 años, pero el beneficio total en estos tres años ascenderá a millones.

Estas estimaciones se hacen “en igualdad de condiciones” ,sin embargo otros factores también jugarán un papel importante en la recuperación.

Se mejorará la rentabilidad empresarial y una mayor competitividad conducirán a un aumento de la inversión.
Se producirá una recuperación de las cuentas públicas, por efecto del re-empleo de muchos trabajadores y del ahorro en prestaciones sociales por desempleo.El crecimiento del PIB se traducirá en un aumento de los ingresos fiscales, lo que reducirá el actual déficit presupuestario .

En los próximos cinco años los efectos indirectos (también llamados “de segunda ronda”) de la salida del euro creará entre medio a un millón de nuevos puestos de trabajos. El aumento total de trabajadores – que hoy están en el paro- aumentaría de 1,5 a 2,5 millones (en la actualidad en Francia hay 4,5 millones de personas que solicitan empleo).

En general, se producirá un crecimiento muy superior el actual– un 4% frente al 1,2% – provocando una reducción significativa del desempleo y un equilibrio cuasi automático de las cuentas públicas y de los presupuestos del estado.

En cuanto a la deuda la salida del euro [ 4] beneficiaría significativamente tanto a la deuda pública como a la privada según explica en detalle un estudio realizado por C. Durand y S. Villemot , publicado en el sitio web de la OFCE 12 de enero de 2017.

Estos beneficios se explican porque el 97 por ciento de esta deuda se re-denominará, automáticamente, al nuevo “franco” y porque Francia, de acuerdo con su legislación deberá aplicar la Lex Monetae ( principio de derecho internacional para la deuda ).

La salida del euro va a imponer, sea cual sea el escenario, cambios estructurales significativos. Una evaluación de sus efectos, sólo desde un punto de vista macroeconómico, es insuficiente e incompleta. Por tanto hay que definir algunas medidas básicas que deberán adoptarse para la salida del Euro.

Deben evitarse las fluctuaciones erráticas del tipo de cambio

Uno de los principales objetivos del Fin del Euro es permitir un ajuste del tipo de cambio en los contextos estructurales de cada economía, por tanto es muy importante que el tipo de cambio sea flexible.

Sin embargo, ante la posibilidad cierta de movimientos “especulativos” y del fenómeno llamado “overshooting” será necesario tomar medidas de precaución para evitar las fluctuaciones especulativas.

Estas especulaciones se producen cuando los mercados financieros anticipan una tasa de cambio más débil (o más fuerte) que los definidos por los datos técnicos (niveles de productividad e inflación) y actúan en consecuencia.

Al tomar posiciones hacia abajo (o hacia arriba) amplifican artificialmente la disminución (o el aumento) del tipo de cambio. Este tipo de maniobras validan sus posiciones iniciales y estimulan a continuar con la especulación. Como consecuencia la tasa de cambio es mucho menor (o mayor) que lo que indican los datos de la economía [4]

Tradicionalmente, los bancos centrales impedían la especulación financiera inyectando sumas considerables de dinero o mediante la conducción centralizada de los tipos de interés. Empero, hoy la experiencia demuestra que la inyección monetaria a menudo se pierden y, que es improductivo aumentar (o disminuir) la tasas de interés porque, finalmente, provoca un resultado adverso.

Esto último implica que será apropiado hacer costosas y prohibitivas, aquellas “posiciones” en el mercado financiero a corto y a muy corto plazo, que no estén relacionados con operaciones reales. Un impuesto a la especulación, reducirá la maniobras y podrá prevenir las “posiciones” especulativas tomadas a corto o muy corto plazo.

Este impuesto podrá ser asimétrico, penalizando en mayor medida las posiciones adoptadas contra el Franco, y por el contrario deberá favorecer las posiciones a favor del Franco. Este impuesto se aplicaría para las compras (o ventas) de francos y para aquellas monedas no estén destinadas a la inversión directa.

En cuanto a la especulación clásica, también podría ser controlada con estos instrumentos, cualquiera que sea el tipo de cambio.

Estas medidas están destinadas solo a prevenir y no ajustan la flexibilidad del tipo de cambio que la economía francesa necesita. Sin embargo harán previsible los movimientos en el tipo de cambio, permitiendo a las empresas anticipar razonablemente estos procesos

Anuncios

Un comentario sobre “Sapir: La salida del Euro creará millones de puestos de trabajo

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: