¿ Esta Eurolandia al borde de la desintegración?

img.php_

F. William Engdahl*, profesor de la Universidad de Princeton

La decisión del año pasado de la mayoría de los votantes británicos para Salir de la Unión Europea fue más que un simple voto de la gente. Según se sabe la campaña del Brexit fue promovida por los bancos más influyentes de la City de Londres y por la Casa Real , Por tanto, el Brexit está lejos de ser un problema para Gran Bretaña, sin embargo será ,probablemente, el principio del fin del desastroso experimento de la moneda única : El euro.

Desde la crisis financiera mundial del 2008, Bruselas y los gobiernos de los países de la zona euro (con 19 miembros) poco o nada han hecho para dar una estabilidad saludable a los mayores bancos de la zona euro. Por el contrario, incluso venerables mega-bancos como el Deutsche Bank de Alemania se encuentra al borde de precipicio.

En Italia, el banco más antiguo del mundo, el Monte Paschi di Siena, se encuentra en estado de coma asistida . Esto es sólo la punta del iceberg de la banca italiana . Hoy en día los bancos italianos tienen 360 mil millones de € de malos impagables que representa el 20% del PIB de Italia, el doble del total de hace cinco años.

Todo se ha puesto peor. Italia es la cuarta economía de la UE. Su deprimente economía hace crecer los préstamos bancarios malos. El estado de la deuda es casi tan alto como el de Grecia, un 135% del PIB.

Ahora, durante la crisis bancaria de Chipre (en 2013) la Unión Europea aprobó una estricta nueva ley bancaria (“bail-in”), en gran parte bajo la presión alemana. En ella se estipula que, en caso de una nueva crisis bancaria, un rescate de los contribuyentes está prohibido y, si es necesario, como en Chipre, serán los depositantes de los bancos, que primer lugar deben hacerse cargo de las perdidas. En Italia, la mayoría de los tenedores de bonos bancarios son ciudadanos italianos, que tienen unos 200 mil millones de Euros ahorrados porque se les dijo estos bonos bancarios eran una inversión segura.

La austeridad alemana una medicina para matar al paciente.

El problema más importante es que las economías de la zona euro se han visto obligados a imponer el medicamento equivocado para hacer frente a la crisis financiera y económica del 2008.

La crisis de la zona euro fue vista de manera errónea por Bruselas, que sigue sosteniendo que los estados gastan demasiado en beneficios sociales y que los costos laborales son también demasiado altos. Así, nuevamente bajo la presión alemana, los países de la zona euro en crisis (como Grecia) se han visto obligados a imponer una austeridad draconiana, recortando las pensiones y recortando los salarios.

El resultado ha sido peor aún : una nueva recesión económica , el aumento del desempleo y el crecimiento de créditos bancarios impagos. En comparación con 2008 en 2015 el PIB de Grecia había disminuido en más del 26%, el PIB de España en casi un 6%, Portugal un 7%, y el PIB de Italia en casi un 10%.

La austeridad no es una solución a un estado de crisis económica. El ejemplo de la crisis económica alemana que entró en erupción en 1931 producto de la depresión, el desempleo y la crisis bancaria como consecuencia de políticas de austeridad del canciller Heinrich Brüning debe ser lo suficientemente aleccionadoras para las autoridades alemanas, pero hoy su memoria histórica parece tener amnesia.

En la zona euro más de 19 millones de trabajadores están sin trabajo. Grecia, Italia, Portugal y España tienen un número sin precedentes de 11 millones de trabajadores en paro. En Francia e Italia el desempleo es más del 13% de la población activa. En España es del 20%, y en Grecia es un pasmoso 25%. Todo esto después de 8 años de la crisis de 2008. En resumen no ha habido recuperación económica en la zona euro. Desde 2009, el Banco Central Europeo (BCE), el banco del euro, ha tomado medidas sin precedentes para tratar de estabilizar la crisis bancaria. Estas medidas no han mejorado la situación la han empeorado.

Hoy en día, como resultado de la compra de BCE de cédulas hipotecarias, bonos corporativos, bonos del estado, y valores respaldados por activos, el balance del BCE es más de € 1,5 billones de dólares. Desde junio de 2014, el BCE, cuyo presidente es el italiano Mario Draghi, ha mantenido una tasa de interés negativo sin precedentes (en torno a -0.4%). El BCE ha dejado claro que las tasas de interés de los bancos centrales seguirán siendo negativos “por algún tiempo”.

Algunos políticos tratar de convencer a los votantes que vamos hacia una sociedad sin dinero en efectivo como lo hizo India el año pasado con consecuencias catastróficas y, como lo ha hecho, en gran medida, Suecia (que no es un país del euro). Si los bancos con este sistema empiezan a cobrar a sus clientes una tarifa por el uso de depósitos, será algo increíble para la mayoría, la gente simplemente ‘toma el dinero y corre’, llevándolo al oro a otros activos seguros, o sencillamente en efectivo.

Las tasas de interés negativas BCE son una señal de desesperación por decirlo suavemente. Con las tasas de interés de los bonos tan bajos en la zona euro producen que muchas compañías de seguros se enfrenten a graves problemas de liquidez . No podrán cumplir sus obligaciones futuras a menos que las tasas de interés de la zona euro vuelvan a niveles más normales. Sin embargo, para el BCE poner fin a a la tasa de interés negativa y la llamada “flexibilización cuantitativa” provocaría la crisis de la deuda de muchos bancos. Esta crisis explotaría en Grecia, en Italia, Francia incluso en Alemania.

¿Se avecina una guerra monetaria?

Por decirlo suavemente, la zona euro es una deuda bomba de relojería a punto de estallar en un gran shock o una nueva crisis como mínimo. Podríamos vivir el “shock” en los próximos dos años, una vez que Gran Bretaña haya completado su salida de la UE.

La nueva Administración de Donald Trump ha dado señales de un posible lanzamiento de una guerra de divisas frente al euro. El 31 de enero el Secretario de Comercio de Estados Unidos , Peter Navarro acusó a Alemania de utilizar el “euro groseramente subvaluado para explotar a los EE.UU”

Navarro definió a Alemania, como “el núcleo de las economías de la zona euro” y de la “manipulación de divisas.” Navarro ha declaro: “Mientras que el euro flota libremente en los mercados internacionales de divisas, el sistema se desinfla porque la moneda alemana porque el marco alemán todavía existe “.

Gran Bretaña con los vastos recursos financieros de la City de Londres, una vez libre de las ataduras de la adhesión a la UE, bien podría unirse a Washington en una guerra de divisas encubierta a gran escala para reducir el euro, algo que tendría consecuencias devastadoras para las economías de la zona euro . La Libra británica es la tercera de divisa pagos global ( más grande) después del dólar y el euro.

Gran Bretaña, libre de las restricciones de la UE puede derribar el euro. En una guerra de divisas la libra esterlina podría convertirse en la moneda ganadora con Gran Bretaña aliada de Washington en contra de la frágil zona euro con Italia, Grecia, España y otros países en graves problemas.

Ya el primer ministro británico Theresa May está en conversaciones con la Administración de Trump sobre forjar un acuerdo bilateral de comercio entre Estados Unidos y el Reino Unido y algunos en los círculos influyentes del Reino Unido están hablando de invitar a EE.UU. a participar como miembro asociado de la Commonwealth británica. Para el dólar de EE.UU. y los bancos de Wall Street, es un pensamiento muy tentador. Cuando Gran Bretaña y la ciudad de Londres este libre de las restricciones de la UE, esta tentación podría convertirse en realidad.

Todo esto es consecuencia de la naturaleza disfuncional de todo el proyecto de la zona euro, una moneda supranacional sin autoridades elegidas democráticas que puedan controlar sus abusos. La disolución ( a medias ) de la soberanía nacional a partir del Tratado de Maastricht introdujo el Sistema Monetario Europeo. Este experimento ha dejado a la UE totalmente incapaz de enfrentar, con éxito, futuras crisis.

*F. William Engdahl, Consultor de riesgo estratégico y Profesor de la Universidad de Princeton

Traducción de Emilio Pizocaro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s